Acerca de mí

A raíz de que a todos a veces nos merece duda, este tipo de Don que tenemos algunas personas, es que decidí compartir con todos mi experiencia.

Empecé con percepciones y sueños premonitores a los 11 años, como en aquellos tiempos era desconocido mis padres me llevaron a diferentes médicos, y me derivaron, a una neurosiquiatra y parasicóloga quien me trato durante varios años, la Dra. Ibcia Santibáñez.

La Dra. me hizo varias pruebas. Como por ejemplo: anotar mis sueños que eran repetitivos, tenía habilidades paranormales, telepáticas y mayor capacidad de empatía , era hiperactiva y con gran imaginación, visualizaba acontecimientos que luego ocurrían, sentía presencias de personas que ya no existen.

La Dra. Santibáñez concluye que efectivamente tenía un Don especial.

Generalmente los números que soñaba eran fechas donde sucedían acontecimientos importantes, tanto para mi entorno familiar como para otras cosas del diario vivir.

Mi familia por parte de mi madre tenía algunos dones, que antiguamente solo se vivían y no se trataban.

Por otro lado la familia de mi padre Árabes (nacidos en Jerusalem) desde siempre transmitieron, de generación en generación, el esoterismo en general, pero por sobre todo la lectura del café, lo que para mí es un medio, principalmente de orientación.

Durante muchos años en las reuniones sociales, y al terminar una comida dábamos vuelta las tazas y yo las interpretaba, generalmente diciéndole a los consultantes hechos del pasado o algo que les sucedería en el futuro.

Viví 10 años en la ciudad de La Serena donde conocí a un amigo de mi padre, el Profesor Egipcio don Jose Kanacri K. quien actualmente tiene 95 años, llego a Chile a los 20 años, el Profesor Kanacri ha traducido muchos libros árabes, y me regaló un libro La Lectura de la borra del cafe, reafirmando mis conocimientos, enseñándome algunas interpretaciones que yo desconocía.

Actualmente y desde hace 24 años aproximadamente me dedico a la lectura de la borra del cafe, pudiendo decir con mucha honestidad y tranquilidad interior que todo lo que veo, siento y transmito a las personas, es real, se ve, se aprecia, se siente, se transmite. Por eso de alguna forma puedo conectarme con las personas y con sus realidades.

Por todo lo anterior, quise contar brevemente mi historia dando nombres y situaciones vividas las que respaldan junto con todas las personas que he visto que agradecen y se sorprenden por la orientación entregada en la lectura.

Nora Amar M.